Inicio / Noticias / EN MARCHA PLAN PILOTO DE PATRULLAS DE CONTROL

EN MARCHA PLAN PILOTO DE PATRULLAS DE CONTROL

Tras varias reuniones de coordinación operativa entre autoridades de la Agencia Metropolitana de Control y el Cuerpo de Agentes que analizaron las denuncias y pedidos de la ciudadanía y la información emitida por personal de la Unidad de Investigaciones del Cuerpo de Agentes, se han planificado estrategias de control del uso adecuado del espacio público y comercio autónomo en diferentes puntos del Distrito.

Esta semana, arrancó el plan piloto denominado “Patrullas de Control” en la Zona Eugenio Espejo que se ha divido en dos subzonas donde dos grupos compuestos por personal de la AMC y el Cuerpo de Agentes de Control, con apoyo de Policía Nacional, se encuentran realizando el control del comercio autónomo no regularizado en puntos específicos detallados en un mapa de trabajo que busca dar prioridad a los sectores con más presencia de comerciantes no regularizados que se ubican en el espacio público sin el permiso respectivo obstruyendo aceras, calles y afectando al libre tránsito peatonal y vehicular.

Los resultados de este plan piloto serán evaluados para decidir si la estrategia se mantiene y se implementa en sectores conflictivos del sur de la ciudad.

Las autoridades de la Agencia Metropolitana de Control y el Cuerpo de Agentes de Control han realizado, de forma conjunta, un protocolo de actuación de los miembros de las dos instituciones para establecer las funciones que el personal  debe realizar en los operativos de las patrullas de control y la normativa legal vigente a aplicarse.

Las patrullas de control realizan retenciones de los productos que se expenden en lugares prohibidos o sin permiso y luego los llevan a las bodegas de la Agencia de Control donde permanecen hasta que los comerciantes los retiren tras pagar la multa económica respectiva o, si no tienen recursos,  realizar trabajo comunitario.

Los productos perecibles retenidos que estén en buen estado se donarán a ancianatos, casas hogar u orfanatos para evitar que se dañen antes de consumirlos.

Además, como parte de estos operativos conjuntos, en el Centro Histórico se aplicó la estrategia del vallado en un perímetro que abarca la zona llamada “Cero Tolerancia” donde generalmente hay una concentración de vendedores informales a pesar de ser una zona prohibida para las ventas por ser Patrimonio Cultural de la Humanidad.

En este perímetro se encuentran, en  puntos estratégicos, agentes que controlan el ingreso de personas a las zonas vulnerables impidiendo el paso a los comerciantes, en estos puntos hay personal uniformado de apoyo por si se presenta alguna agresión contra los agentes por parte de los comerciantes o ciudadanía en general.

Además, en este sector continúan las investigaciones para ubicar las llamadas bodegas clandestinas que almacenan productos en condiciones antihigiénicas en habitaciones que están destinadas para vivienda.

Otro operativo de control que continúa es el de los denominados  limpiaparabrisas que se concentran en los semáforos. Desde el viernes 8 de junio de 2018, se colocó  vallado  al ingreso al túnel de San Juan, en Miraflores  y la calle Rumihurco, en El Condado, para evitar la aglomeración de vendedores informales y personas que se dedican a esta actividad. Lo que ha dado resultados positivos según la evaluación del operativo de control. Por ello,  la próxima semana, se instalarán vallas en dos puntos más considerados de conflicto porque resguardados en esta actividad, personas han realizado acciones delincuenciales en contra de los conductores.

Se hace un llamado a la ciudadanía para que realice compras únicamente en lugares permitidos y evite entregar dinero a los llamados limpiaparabrisas, con estas acciones contribuyen inmensamente al cuidado del espacio público de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *