Inicio / Noticias / REALIZAMOS CONTROL DE LIMPIAPARABRISAS EN PUNTOS CRÍTICOS DE LA CIUDAD

REALIZAMOS CONTROL DE LIMPIAPARABRISAS EN PUNTOS CRÍTICOS DE LA CIUDAD

A través de un trabajo conjunto entre la Agencia Metropolitana de Control, la Policía Nacional y nuestro personal uniformado, el Municipio de Quito está ejecutando operativos de control a los limpiaparabrisas ecuatorianos y extranjeros.

Desde el 23 de mayo del 2018, iniciaron las labores de control que  inspeccionan a las personas que se dedican a limpiar los parabrisas en los semáforos, calles y redondeles de la ciudad.

Un equipo compuesto por representantes de la Agencia Metropolitana de Control AMC, la Policía Nacional, personal de las Administraciones Zonales y Agentes de Control, se acercan a las personas y les piden que  se retiren del lugar.

El Director del Cuerpo de  Agentes de Control Metropolitano, Eduardo Mosquera afirma que los operativos están enfocados a evitar que las ventas ambulantes y los limpiaparabrisas se tomen las calles y por ello se socializa con ellos el trámite que deben realizar en las administraciones zonales para ejercer cualquier actividad comercial en el espacio público.

Las denuncias ciudadanas sobre este tema se han incrementado en los últimos meses porque se ha visto un gran número de personas ecuatorianas y extranjeras  que han optado por dedicarse a este tipo de actividad, apostadas en las calles principales y de mayor circulación vehicular de la ciudad.

Hasta el momento se han realizado  operativos en la Y, la Granados, en la salida del túnel Guayasamín, la entrada al de San Juan, Naciones Unidas y Shyris, Eloy Alfaro y 6 de Diciembre, 10 de Agosto y Naciones Unidas y El Condado.

Los operativos buscan recuperar el espacio público y garantizar la seguridad integral a la ciudadanía que se siente acosada porque muchas veces es obligada a pagar por este servicio por temor a una reacción negativa y muchos incluso han sido víctimas de amenazas por no dejar que limpien el parabrisas de su vehículo. Además, este tipo de actividad da cabida a actos delincuenciales hacia los conductores de vehículos.

Los controles son disuasivos, es decir primero se informa a las personas la ordenanza vigente y lo que deben hacer para realizar una actividad comercial con los permisos respectivos, si la persona reincide por tres ocasiones, personal de la Policía Nacional retira los materiales que se utilizan para ejercerla. El trabajo coordinado con entidades como la Secretaría de Inclusión permite que los limpiaparabrisas accedan a otras formas de actividad económica que no favorezca la inseguridad y desorden en la ciudad.

 “Evolucionamos junto a una ciudad que crece”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *