Inicio / Noticias / GRUPO DE ACOGIMIENTO, TRABAJA EN BENEFICIO DE LAS PERSONAS VULNERABLES

GRUPO DE ACOGIMIENTO, TRABAJA EN BENEFICIO DE LAS PERSONAS VULNERABLES

El Cuerpo de Agentes de Control cuenta con el Grupo de Acogimiento a personas con experiencia de vida en calle que fue implementado en el año 2007 con el nombre de Proyecto de Protección Social a la Indigencia y Mendicidad en cooperación con la Administración Zonal Centro Manuela Sáenz y entidades privadas que apoyaron el rescate de personas en estado de vulnerabilidad de este sector.

Las personas con experiencia de vida en calle, se ven sometidas a un proceso de ruptura de relaciones con su entorno inmediato, esto es familia y amigos,  e inaccesibilidad a los servicios sociales existentes.  Como consecuencia la calle se convierte en su espacio natural de interacción humana y de búsqueda de medios de subsistencia, en condiciones de precariedad e inseguridad para sí mismos y para la comunidad.

Dentro del Distrito Metropolitano de Quito, uno de los lugares de mayor actividad económica, social, cultural, turística y política es la Administración Especial Turística La Mariscal, por lo tanto es un lugar de estadía, localización y tránsito de las personas con experiencia de vida en calle.

Desde el año 2014, hasta la actualidad, el Grupo de Acogimiento brinda apoyo permanente al equipo técnico de la Administración Zonal Especial Turística La Mariscal en el acogimiento a personas vulnerables en situación de mendicidad, indigencia, alcoholismo y drogodependencia que se encuentren en el espacio público dentro del perímetro de esta Administración Zonal y traslado a las instituciones especializadas municipales, estatales y particulares, o disuadir y persuadir en que se retiren del espacio público.

Además el Grupo de Acogimiento apoya y participa en los Operativos de desalojo junto a Policía Nacional y otras entidades municipales debido a que en zonas como los alrededores del Río Machángara, El Trébol y el antiguo Molino El Censo se ubican personas en estado de indigencia, migrantes sin techo, personas adictas y hasta delincuentes, ocasionando inseguridad para la ciudadanía.

El personal uniformado está capacitado para brindar un apoyo profesional y adecuado a las personas que en estado de vulnerabilidad que muchas veces no saben dónde solicitar ayuda.

Los Agentes realizan el acercamiento a las personas en estado de indigencia, mendicidad, alcoholismo o drogodependencia, con las debidas medidas de seguridad y siguiendo el protocolo establecido, las invitan a ingresar a las instituciones especializadas para su recuperación y posterior reinserción en la sociedad.

Lamentablemente la mayoría de personas con experiencia de vida en calle no aceptan ingresar a las instituciones de apoyo, otras lo hacen y al poco tiempo desisten y vuelven a las calles y solo un reducido porcentaje logra vencer sus adicciones y se recupera satisfactoriamente de tal forma que pueden planificar su reinserción a la sociedad con el apoyo de entidades municipales y gubernamentales.

Los Agentes de Control que pertenecen al Grupo de Acogimiento aseguran que no hay mejor recompensa que ver a una persona con experiencia de vida en calle totalmente recuperada, por eso celebran cada vez que alguien acepta la ayuda e ingresa a un centro de apoyo. Sin duda los uniformados, que brindan este servicio, poseen grandes dosis de humanidad, amor por su trabajo y solidaridad.

“Evolucionamos junto a una ciudad que crece”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *